DUQUE DE MEDINA

VINO BLANCO

De aspecto brillante, color amarillo pajizo con tonos acerados en capa fina e irritaciones verdosas, en nariz se muestra limpio con intensidad media alta de aromas afrontados, en boca se presenta con un ataque suave y acidez muy adecuada que lo hace vivo y ágil, paso retronasal con recuerdos a frutas.

Muy adecuado para pescados y mariscos, verduras y hojaldres.

Temperatura de servicio: Entre 8º-10ºC.

Vino Blanco

Vino Tinto

Crianza

Reserva

Gran Reserva

Ir arriba